lunes, 27 de diciembre de 2010

Diferencia entre "querer", y "quisiera".

"Quiero bajar de peso" no es lo mismo a "quisiera bajar de peso". ¿Es posible que alguien que diga querer bajar de peso, no haga ejercicios, teniendo un trabajo sedentario, no mida lo que coma, y no tenga acción alguna encaminada a su deseo de bajar de peso? Es imposible que alguien pueda decir que quiere algo, cuando realmente sus acciones dicen absolutamente lo contrario. No importa qué digamos; mientras tus acciones no estén encaminadas a aquello que dices querer, es imposible que sea coherente que digas que quieres algo. Mínimo, debes decir "quisiera". Y lo más realista, debes aceptar el hecho de que, lo que realmente quieres, no es eso que dices de la boca para afuera. Cuando alguien quiere realmente algo, ¿crees que no haría nada al respecto?

    Imagínate que andas con ganas de ir al baño. No existe forma que encuentres un baño. Tienes dos opciones; buscas un lugar donde puedas saciar esta necesidad, o te haces en los pantalones. Es así de simple; no importa qué tanta fuerza de voluntad tengas, es imposible que puedas contener para siempre una necesidad que se hace cada vez más imperante, que es la de ir al baño. Para mí, cuando la gente realmente quiere algo, simplemente nadie puede evitar que lo logre. Puede retrazarlo, y ponerle trabas, pero no evitarlo. La naturaleza humana es simplemente increíble cuando realmente quiere algo. Piensen un poco, y hay personas que han llegado a la luna, se han hecho millonarios, han ayudado a miles de personas, han logrado que sus ideas lleguen a todos, pero es porque realmente quieren conseguir aquello. ¿Crees que alguien que no quiere algo realmente, podría hacer algo de lo que esas personas demuestra cuando buscan aquello que quieren? Simplemente es imposible, así que simplemente, recuerda que tienes dos opciones; sincerarte y decir "quisiera" en vez de decir "quiero", o sincerarte y admitir que eso que no andas buscando con tus acciones, no es lo que realmente lo quieres. Esto te ayudará a concentrarte en lo que realmente quieres, y creo que eso te hará sentir mejor contigo mismo, que hacer aquello que no te nace.


Actualización: La historia de alguien que realmente quiere resolver un problema: http://kurioso.es/2008/09/25/el-nino-que-ha-robado-la-sed-a-medio-millon-de-africanos/